Un mensaje para los miembros transgénero de nuestras familias, comunidades y fuerza laboral

Por Dr. Jeff Duchin, Director de Salud

El Departamento de Salud Pública de Seattle & King County, al igual que la Asociación Médica Americana (American Medical Association) y otras asociaciones profesionales médicas, respalda la igualdad de derechos, privilegios, y la libertad de todos las personas y se opone a la discriminación basada en el sexo, orientación sexual, identidad de género, raza, religión, discapacidad, origen étnico, origen nacional o edad.

También creemos, como lo ha manifestado la Organización Mundial de la Salud (World Health Organization), que cada ser humano tiene derecho de disfrutar del más alto nivel de salud alcanzable que contribuya a vivir una vida digna, sin importar su raza, color, sexo, idioma, religión, tendencia u opinión política, origen nacional o social, propiedad, nacimiento, discapacidad física o mental, estado de salud (incluyendo personas con VIH/ SIDA), orientación sexual, y estado civil, político, social u otro.

Por estas y otras razones, tenemos el propósito de trabajar con nuestros socios de salud pública para oponernos enérgicamente a la posición del Departamento de Salud y Servicios Humanos que contempla una interpretación del Título IX, la ley de derechos civiles federales que prohíbe la discriminación sexual en las escuelas que reciben fondos federales, la cual “definiría sexo como masculino o femenino, inalterable y determinado por los genitales con los que nace una persona”. Esta propuesta va en contra de la ciencia biológica y médica y afecta la salud individual y pública.

Como ha manifestado la Asociación Americana de Salud Pública (American Public Health Association), reconocemos a las identidades transgénero y de género no conforme como válidas y merecedoras de igual trato y consideración. Tener políticas y prácticas enraizadas en la exclusividad son fundamentales, mientras que políticas y prácticas que excluyen a poblaciones transgénero y de género no conforme tienen un impacto negativo que permiten la discriminación y refuerzan el estigma. Debido a que las personas transgénero son más diversas étnica y racialmente que la población general, son especialmente vulnerables a las disparidades de salud y estigmatización.

El Departamento de Salud Pública permanece plenamente comprometido con nuestro objetivo de mejorar la salud, seguridad y bienestar de las personas lesbianas, homosexuales, bisexuales y transgénero (LGTB).

Publicado originalmente el 23 de octubre de 2018. Read the English version here. 

Leave a Reply