Cuidando la salud mental durante COVID-19

COVID-19 ha transformado nuestras comunidades en muchos niveles. COVID-19 también ha afectado nuestra salud física y mental. Seguimos descubriendo más cosas sobre el COVID-19 mientras que ajustamos nuestras vidas y rutinas. Esto puede causar cambios en la forma en que pensamos, sentimos y nos relacionamos con nosotros mismos y con los demás. Por eso es importante mantenerse informado,  priorizar la salud mental  y conectarse con recursos de apoyo.

Aquí hay algunos consejos para manejar la salud mental durante COVID-19:

Manténganse informado

Surge información nueva sobre COVID-19 semana a semana y aunque es importante mantenerse informado, hay que reconocer si esto es demasiado estresante. Las noticias sobre COVID-19 pueden causar emociones que incluyen preocupación, miedo y ansiedad. Seguir fuentes confiables y tomar descansos regulares de los medios de comunicación puede ayudar. Haga lo que pueda para mantenerse informado y recuerde cuidarse.

Conéctese con otras personas

Las órdenes estatales “Quédate en casa”, “Mantente sano” y las medidas de distanciamiento físico están funcionando. Estamos haciendo lo que podemos para contener el virus, pero al mismo tiempo, nos sentimos aislados y desconectados de nuestros seres queridos. Mientras nos distanciamos físicamente, también podemos cuidarnos y mantenernos conectados con los demás. Pruebe este libro de actividades con sus niños o prepare un platillo típico de su país . Incluso puede organizar una noche de juego virtual. Llame, envíe un mensaje de texto o envíe un correo electrónico a familiares y amigos para ofrecerles apoyo y pregunte cómo les está yendo. Si usted o alguien que ama se siente abrumado por la tristeza, el estrés o la preocupación, hay apoyo disponible. Piense en los siguientes recursos que son gratuitos, anónimos y están disponibles para todos.

Obtenga apoyo adicional

Estamos viviendo en tiempos estresantes, que nos impacta a todos de diferentes maneras. Podemos estar sintiendo diferentes niveles de estrés, ansiedad, dolor por una pérdida y preocupación. Estos sentimientos pueden cambiar con el tiempo así que recuerde que está bien buscar y pedir ayuda. Enfrentar el estrés logrará que usted, sus seres queridos y su comunidad se conviertan más fuertes.

  • Contacte a un terapeuta de la Línea de Ayuda para los Afectados por Catástrofes de AMHSA al 1-800-985-5990 y oprima “2” para recibir ayuda bilingüe. O envíe un texto con el mensaje “HABLANOS” al 66746. Hay apoyo disponible las 24 horas del día, los 365 días del año.
  • Lifeline brinda asistencia gratuita y confidencial las 24 horas del día, los 7 días de la semana para personas en peligro, hay recursos para prevención y por crisis para usted o sus seres queridos. Llame al 1-888-628-9454
  • The Línea de Ayuda de NAMI provee recursos y apoyo para individuos y miembros de familia. Disponible de lunes a viernes de 10 a.m. a 6 p.m. hora del este, llame al 800-950-NAMI (6264) o envíe un correo electrónico a info@nami.org.
  • La Línea Nacional Contra la Violencia Doméstica (National Domestic Violence Hotline) está disponible las 24 horas del día, los 7 días de la semana, los 365 días del año para cualquier persona que esté sufriendo abuso o violencia. Si usted o un ser querido necesita apoyo, llame al 1-800-799-7233 o envíe un texto con el mensaje “LOVEIS” al 22522. 
  • Encuentre recursos aquí para encontrar ayuda para llenar la solicitud de desempleo, para encontrar asistencia alimentaria, cuidado de niños u otro apoyo comunitario.

Pronto compartiremos más recursos e historias de la comunidad. Pongamos de nuestra parte para mantenernos saludables, conectados y seguros.

Publicado originalmente el 22o de mayo de 2020