PREPARACIÓN PARA EL HUMO DE INCENDIOS FORESTALES DURANTE LA PANDEMIA DE COVID-19

Por PHSKC-Environmental Health Services Division y Puget Sound Clean Air Agency (PSCAA)

Se aproxima el verano. Para los que nos encontramos en la región de Puget Sound, eso también significa la amenaza del humo de incendios forestales. Este año es diferente, ya que seguimos luchando contra la propagación del nuevo coronavirus (COVID-19). El humo puede representar un riesgo adicional para las personas que tienen COVID-19 y empeorar los síntomas. Por lo tanto, aunque el humo de los incendios forestales puede parecer una amenaza menos apremiante teniendo en cuenta la pandemia mundial, la COVID-19 nos da aún más motivos para estar preparados ante el humo de incendios forestales este verano.

¿Qué amenaza para la salud representa el humo de incendios forestales?

El humo de incendios forestales no es saludable para nadie, pero los niños, las mujeres embarazadas, las personas que sufrieron accidentes cerebrovasculares y las personas mayores de 65 años o que padecen enfermedades respiratorias, cardiopatías o diabetes son particularmente vulnerables al humo. El humo contiene pequeñas partículas y otras sustancias químicas que pueden irritar los ojos, la nariz, la garganta y los pulmones. Puede causar ardor en los ojos y secreción nasal. El humo puede provocar sibilancia, tos, dificultad para respirar y dolor de cabeza. También puede empeorar cualquier afección pulmonar, cardíaca o circulatoria existente que las personas puedan tener, por ejemplo, puede provocar ataques de asma. En la mayoría de las personas, los síntomas son relativamente leves, pero el impacto en las personas más vulnerables puede ser grave o incluso mortal.

El humo de incendios forestales aumenta los riesgos para la salud en las personas que tienen COVID-19

El humo de incendios forestales puede aumentar la gravedad de los síntomas en las personas que tienen COVID-19. La COVID-19 puede dificultar aún más la respiración. La mala calidad del aire debido al humo de incendios forestales puede hacer que sea aún más difícil para las personas combatir la COVID-19, ya que ambos tienen el potencial de afectar los pulmones y otras partes superpuestas del sistema inmunitario.. Muchas personas que tienen mayores riesgos de contraer COVID-19 también son las más vulnerables a los impactos del humo de incendios forestales.

Cómo prepararse para el humo de incendios forestales este año

Prepare su hogar.

Filtrar el aire en el hogar reducirá el riesgo de COVID-19, así como el humo. El aire filtrado reducirá los niveles de humo y la cantidad de virus que circula en el aire en interiores. Sin embargo, filtrar el aire solo en interiores no será suficiente para protegerlo de la COVID-19 y deberá seguir aplicando las mejores prácticas respecto al distanciamiento social, el lavado de manos y otras medidas.

  • Si tiene un sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado, compre filtros con la clasificación de filtro más alta designada que recomienda el fabricante. Utilice el modo de “recirculación” ante la presencia de humo de incendios forestales. Esta es la mejor manera de mejorar la calidad del aire interior en todo el hogar, en lugar de una sola habitación.
    • Compre un filtro de aire portátil para interiores que tenga una “clasificación de suministro de aire limpio” para el tamaño de la habitación donde tiene pensado usarlo. Para adquirir un filtro de aire portátil que no cree ozono seleccione un filtro de aire portátil certificado por la Junta de California Air Resources. Si desea obtener una lista aprobada de filtros de aire portátiles, ingrese al sitio web.  Encontrará más información disponible sobre los filtros de aire para interiores en el sitio web de la Agencia de Protección Ambiental (Environmental Protection Agency, EPA).
    • Fabricar su propio filtro de aire es una forma económica de mejorar la calidad del aire de una habitación individual en su hogar y le permitirá crear un espacio con aire más limpio. Puede obtener información sobre cómo hacer un filtro de aire portátil usted mismo y consejos importantes respecto a la seguridad en el sitio web de la Clean Air Agency de Puget Sound.

Ante la presencia de humo en el ambiente, también deberá tomar medidas para reducir las fuentes interiores de contaminación del aire. Para ello, mantenga puertas y ventanas cerradas, y evite realizar actividades, como prender velas, fumar en el interior o pasar la aspiradora, a menos que use una aspiradora con un filtro de partículas de aire de alta eficiencia (High Efficiency Particulate Air, HEPA).

Debe saber a dónde puede acudir:

Si la calidad del aire es mala, permanezca en el interior en la medida de lo posible. Es posible que los lugares públicos con aire más limpio y más frescos no estén abiertos o tengan menor capacidad este año. Durante la COVID-19, debemos protegernos manteniendo una distancia de dos metros (seis pies). Esto dificultará la apertura de espacios públicos para que funcionen como centros de aire limpio, si hay humo de incendios forestales. Llame con anticipación para ver si los lugares están abiertos al público y qué medidas de distanciamiento físico se están aplicando. Crear un espacio de aire limpio dentro de su hogar es probablemente la mejor opción para mitigar el humo de incendios forestales esta temporada. Obtenga más información aquí.

Si tiene una enfermedad existente, hable con su médico

Cualquier persona que tenga una enfermedad existente, como cardiopatías, diabetes, asma o enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), debe hablar con su médico sobre cómo reducir el riesgo relacionado con el humo de incendios forestales. Elabore un plan personal para evitar el humo de incendios forestales y asegúrese de tener a mano todas las recetas o los medicamentos necesarios antes de que comience la temporada de incendios forestales. Es recomendable abastecerse de alimentos y también de otras provisiones necesarias.

Si tiene familiares o amigos mayores, ayúdelos con la planificación de los aspectos relacionados con el humo de incendios forestales esta temporada.

Sepa cómo mantenerse informado sobre la calidad del aire y los pronósticos de humo de incendios forestales.

Hay muchos recursos disponibles para mantenerse informado sobre el estado de la calidad del aire en su área.

Las condiciones respecto a la calidad del aire pueden cambiar rápidamente. Consulte el pronóstico de calidad del aire con frecuencia en el sitio web de la Clean Air Agency de Puget Sound..

Puede consultar información de la Clean Air Agency de Puget Sound en línea en www.pscleanair.gov/

Blog sobre el humo de incendios forestales de Washington: https://wasmoke.blogspot.com/

Los recursos adicionales incluyen lo siguiente:

¿Qué sucede con las mascarillas?

Los funcionarios de Salud Pública indicaron que las personas en el condado de King deben usar un tapaboca que cubra la nariz y la boca cuando están al aire libre y en el interior de lugares públicos cuando no pueden permanecer a dos metros (seis pies) de distancia. Las mascarillas de tela y quirúrgicas generalmente brindan muy poca protección contra el humo de incendios forestales. Los respiradores N95, cuando están bien ajustados y se usan adecuadamente, ofrecen protección contra el humo de incendios forestales. Debido a la COVID-19, los N95 y otros respiradores aprobados por el Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional (National Institute for Occupational Safety and Health, NIOSH) son escasos. Debemos reservar estos respiradores para los trabajadores de atención médica y de primera línea que luchan contra la COVID-19.

Puede encontrar directrices sobre cómo usar un tapaboca para la COVID-19 aquí y aquí.

Publicado originalmente el 16º de junio de 2020.