¡Póngase la vacuna contra la influenza! 9 hechos sobre la temporada de influenza

Ya llegó de nuevo esa época del año: conforme llega el otoño y la temporada de fiestas comienza, también empieza la temporada de influenza. Esto significa que es el momento de pensar en ponerse otra importante vacuna este año: la vacuna contra la influenza.

Aquí hay nueve puntos a saber acerca de la vacuna contra la influenza y por qué en particular es tan importante este año.

Una imagen que dice "Usted y su familia deben vacunarse."

1. Tal vez consiga que le pongan la vacuna contra la influenza gratuitamente en el condado de King.

Hay una buena cantidad de vacunas contra la influenza disponibles en consultorios médicos, clínicas y farmacias, incluso en las farmacias de los grandes supermercados sin necesidad de una cita. Encuentre un proveedor médico cerca de usted utilizando VaccineFinder (Encuentre una vacuna).

En Washington, todas las personas menores de 19 años pueden recibir la vacuna contra la influenza y otras vacunas recomendadas sin costo a través del personal médico que participa en el programa Vacunas para niños y niñas (Vaccines for Children, VFC) sin importar si cuentan con seguro médico o no. Puede ser que su médico le cobre un cargo por la administración de la vacuna, pero puede solicitarle que no se lo aplique si usted no cuenta con recursos para pagarlo.

Aproximadamente hay 300 proveedores en el programa VFC dentro del condado de King y la mayoría requiere que se registre como paciente para poder recibir sus servicios. Encuentre un proveedor participante de VFC cerca de usted (página web solo en inglés).

Si tiene 19 años o más y cuenta con seguro médico, incluyendo tanto Medicare como Medicaid (Apple Health), lo más probable es que su vacuna contra la influenza esté cubierta.

Si no cuenta con seguro médico o no tiene médico, póngase en contacto con el Programa comunitario de acceso a la salud, un programa de asistencia telefónica gratuito y confidencial para los habitantes del condado de King. Llame al 1-800-756-5437 o envíe un correo electrónico a chap@kingcounty.gov. Algunos centros comunitarios de salud (página web solo en inglés) también ofrecen vacunas contra la influenza a todos los miembros de la comunidad con previa cita. Llame para consultar sobre la disponibilidad y el costo.

Para más información, visite nuestra página web Encontrar una clínica de vacunación (página web solo en inglés).

2. Debido a la pandemia de COVID-19 es mucho más importante ponerse la vacuna contra la influenza este año.

Una imagen que dice "Combata la influenza."

En 2020, y en comparación con años anteriores, tuvimos niveles muy bajos de influenza ya que muchas personas han estado usando la mascarilla y evitando lugares aglomerados, como parte de las precauciones contra el COVID-19. Debido a que menos personas presentaron influenza el año pasado, tenemos más riesgo de contraerla este año. Eso podría significar una temporada temprana y posiblemente grave de influenza. Ya que ahora las actividades están comenzando de nuevo y más personas se están reuniendo, también podría haber un aumento de la actividad de la influenza.

3. Es seguro ponerse tanto la vacuna contra la influenza y la de COVID-19, o el refuerzo, al mismo tiempo.

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) han dado su visto bueno al personal médico de administrar ambas vacunas al mismo tiempo. Si no le han puesto la vacuna contra COVID-19 todavía o necesita que le pongan el refuerzo, puede ahorrar tiempo y ponerse ambas a la vez. Es probable que usted sienta dolor en ambos sitios de la inyección (normalmente en la parte superior del brazo) y puede presentar los efectos secundarios comunes, como fatiga, fiebre, dolor de cabeza y otros síntomas similares a la gripe. Sin embargo, las investigaciones muestran que los efectos secundarios son similares ya sea si le ponen las vacunas juntas o por separado.

Desafortunadamente Salud pública – Seattle y el condado de King, no puede ofrecer las vacunas contra COVID-19 y la de la influenza en sus centros de vacunación contra COVID-19 del Auburn Mall y en la clínica de Kent debido a restricciones económicas. Muchas clínicas, consultorios médicos y farmacias ofrecen ambas vacunas en el mismo lugar.

4. Los niños y niñas han regresado a las aulas de las escuelas. Esto significa mayor propagación de la influenza.

Haber estado fuera de las aulas el año pasado ayudó a reducir la actividad de la influenza, ya que los espacios escolares son lugares en donde los virus pueden propagarse fácilmente. Con el regreso a las aulas este otoño, el virus de influenza tiene más oportunidades para propagarse.

Varios distritos escolares del condado de King cuentan con centros de salud en las escuelas (school based health centers, SBHC) (página web solo en inglés) que están suministrando vacunas contra la influenza. Si su hijo o hija vive en un distrito con un SBHC, pueden tener acceso a vacunas y otros servicios de salud sin costo alguno. Llame con anticipación para saber la mejor hora y manera para acudir a la clínica.

5. La enfermedad de COVID-19 y la influenza tienen síntomas similares.

Una imagen que describe algunos síntomas similares de COVID-19 y la influenza: tos, fiebre y dolor de garganta

Tanto el COVID-19 como el virus de influenza probablemente se estarán propagando esta temporada de otoño e invierno. Puede pensar que tiene influenza, pero en realidad tiene COVID-19 o viceversa. Cualquier persona con síntomas de influenza o COVID-19 debe evitar el contacto con los demás y hacerse la prueba del COVID-19 inmediatamente. Esto puede ayudarle a prevenir que propague el COVID-19 o la influenza accidentalmente.

Entérese más sobre las similitudes y diferencias entre influenza y COVID-19 por parte de los CDC.

6. Octubre es el mejor momento para ponerse su vacuna contra la influenza.

A su cuerpo le toma aproximadamente dos semanas después de recibir la vacuna para desarrollar completamente los anticuerpos que lo protegen contra la influenza. Esto significa que idealmente, todas las personas de la comunidad deben estar vacunadas para finales de octubre, antes de que empiece a aumentar la actividad de la influenza en su comunidad y antes de que comiencen las fiestas y la temporada de vacaciones.

Está bien si no se puede poner la vacuna en octubre: las vacunas contra la influenza están disponibles durante todo el invierno.

7. La vacuna contra la influenza se recomienda para todas las personas desde los 6 meses de edad e incluye a personas embarazadas.

Una imagen del CDC que dice: La vacuna contra la influenza es la mejor protección. Todas las personas de 6 meses de edad o más deben vacunarse anualmente contra la influenza o gripe. La vacuna contra la influenza ayuda a proteger a todo el mundo, incluso a las mujeres embarazadas y sus bebés, las personas con afecciones crónicas como la diabetes y enfermedades cardiacas, los niños pequeños y los adultos mayores.

La vacuna contra la influenza ha demostrado ser segura para todas las personas desde los 6 meses de edad. También es segura y recomendable para personas embarazadas, y para quiénes son más propensas a desarrollar enfermedades graves si contraen la influenza. La influenza también puede ser perjudicial para un bebé en desarrollo. Vacunarse puede ayudar a proteger a un bebé durante sus primeros 6 meses de vida, ya que obtendrá anticuerpos maternos mientras está en la matriz.

Obtenga más información sobre la influenza durante el embarazo por parte del Departamento de Salud del Estado de Washington.

Las personas con alergias mortales a cualquier ingrediente de la vacuna contra la influenza, aquellas que han tenido una reacción alérgica a alguna vacuna contra la influenza, que tienen ciertas afecciones raras o que no se sienten bien deben hablar con su médico antes de recibir la vacuna contra la influenza. Para obtener más información, visite la página de los CDC sobre quiénes deben y quiénes no deben vacunarse contra la influenza.

8. Se cuenta con vacunas especiales para los adultos mayores.

Hay diferentes vacunas contra la influenza en función de la edad de las personas. Para adultos de 65 años o más existen vacunas con adyuvante y con dosis alta. Estas crean una mayor respuesta inmunitaria y por lo tanto mayor eficacia, lo que disminuye la probabilidad de presentar la enfermedad. Hable con su médico o farmacéutico para saber cuál vacuna es la mejor para usted.

Puede conocer más sobre las vacunas para los adultos mayores en los CDC.

9. Si no le gustan las inyecciones, hay otras opciones disponibles.

Hay muchas opciones de vacunas a elegir, incluyendo la vacuna intradérmica contra la influenza que utiliza una aguja más pequeña. Esta vacuna está disponible para adultos de entre 18 y 64 años y proporciona el mismo nivel de protección que la vacuna común contra la influenza. También existe una vacuna en aerosol nasal contra la influenza, que es una buena opción para la mayoría de las personas sanas que no están embarazadas de edades entre los 2 y los 49 años. Si paga de su bolsillo, estas vacunas pueden ser más caras.

Ver las preguntas más frecuentes sobre la vacuna contra la influenza en aerosol nasal.

Asegúrese de consultar con su médico o en su farmacia para saber cuál vacuna contra la influenza es recomendable para usted. La vacuna común contra la influenza es más fácil de conseguir que estas otras opciones, así que llame antes para saber que vacuna está disponible en su área.

Publicado originalmente el 27 de octubre de 2021